Síganos en Facebook
Publicidad
Seguridad en la Sierra
Seguridad por radio en la montaña.
Publicado en El Bosque, Sierra

El PP de El Bosque dice que la destitución de Salvador Vidal en Urbanismo ha sido arbitraria

El Partido Popular de El Bosque difundió el 16 de marzo de 2013 en su web un comunicado titulado así: “La destitución de Salvador Vidal en Urbanismo de El Bosque ha sido arbitraria y obliga al PP a replantear su futuro en el Ayuntamiento”. El PP local añade: “Populares de El Bosque respaldan al concejal y a sus compañeros discrepantes con las decisiones de la Alcaldía”. El comunicado expresa: “Los concejales Salvador Vidal, Verónica Trujillano y Soledad Salguero, respaldados por la militancia y simpatizantes del PP reunidos el pasado viernes 15 de marzo de 2013, desean aclarar su posición ante los acontecimientos que se están viviendo estos días en el Ayuntamiento de El Bosque. Para empezar, queremos manifestar nuestro desacuerdo con la nota de Prensa emitida ese día 15 por el Gabinete de Comunicación del PP de Cádiz, que no responde a la realidad de los hechos y que en absoluto ha sido redactada ni aceptada por Populares de El Bosque, ni recoge el espíritu real de los hechos, ni nuestra posición ante los mismos. La destitución de Salvador Vidal como responsable de Área de Urbanismo e Infraestructuras no ha sido consensuada en ningún momento con nosotros, sino que responde a una decisión arbitraria y personal de la Alcaldesa de El Bosque, Inmaculada Gil”.

El comunicado del PP de El Bosque añade: “La gota que ha colmado el vaso de las discrepancias, tiene su origen, precisamente, en el desempeño de las obligaciones que, legal y honestamente, todo concejal de Urbanismo responsable debe poner en práctica. Desarrollar con coherencia, sentido común y eficacia las cuestiones relevantes del Urbanismo, para hacerlo eficiente y acorde con las realidades económicas actuales, ha sido incomprendido y desautorizado por el posicionamiento intransigente de la Alcaldía, que no ha querido someter sus planteamientos al consenso con todos los miembros del equipo de Gobierno y sin responder tampoco a las constantes demandas de ciudadanos y grupos municipales. La actividad técnica de ese departamento de Urbanismo y las problemáticas que debían resolverse, obligaban a Salvador Vidal a tomar decisiones y, por desgracia, han encontrado el rechazo de la Alcaldía sin una argumentación coherente.
Al margen de este hecho concreto, en estos casi dos años de esfuerzo en el Ayuntamiento, hemos intentado poner en práctica un espíritu de trabajo en equipo, que en innumerables ocasiones ha tropezado con la actitud hermética de la Alcaldesa. Su visión personal en el desempeño de las responsabilidades políticas y administrativas ha sido contraria a los razonamientos comunes, dialogados y razonados con todos los miembros del equipo de Gobierno. Como concejales que responden al mandato que nos han solicitado los bosqueños, hemos perseverado por activa y por pasiva para alcanzar el entendimiento con la Alcaldesa. Hemos intentado solucionar por vías civilizadas y educadas las múltiples problemáticas y discrepancias que surgían. Hemos buscado hasta la extenuación puntos de encuentro, pero nos tropezábamos con la incapacidad de querer establecer puentes comunes. Muy a nuestro pesar y sin que no hayamos puesto todo de nuestra parte para impedirlo, se ha perdido la confianza por ambas partes.
De todo ello, el PP de Cádiz siempre ha conocido la situación y se ha llegado a un punto de no retorno que obliga a tomar decisiones por el bien de El Bosque y en defensa de nuestra dignidad, la ética y la transparencia ante los ciudadanos de nuestro pueblo. Para ello, sólo tenemos contadas opciones:
1) Como grupo mayoritario que observa y rechaza el autoritarismo en la Alcaldía, reclamamos el apoyo del PP provincial, que garantice los principios democráticos y de concordia que deben exigirse en estas circunstancias. Hay que buscar la fórmula más idónea para responder al respaldado que tenemos por parte del PP de El Bosque y de muchos ciudadanos, empresarios y personalidades que están viendo ingobernable el Ayuntamiento con estas actitudes. Para hacerlo posible, vemos necesario hacer uso de un talante responsable.
2) No consentiremos en ningún momento ceder nuestra Acta de Concejal, porque se trata de un mandato legítimo exigido por los ciudadanos, que es la mejor herramienta para defenderlos a ellos y también hacer lo propio con nuestra dignidad y honor personales.
3) Tenemos otras alternativas que han sido consensuadas con todos los miembros del PP local y que, por el momento, preferimos no sacar a colación.
Baste como ejemplo de la preocupación que venimos arrastrando desde hace muchísimo tiempo, el Acta de la Reunión del Partido Popular de El Bosque celebrada en diciembre de 2012:
Militantes, simpatizantes, ciudadanos de a pie, empresarios y hasta aquellos que no tienen su residencia en El Bosque, se sienten defraudados con la actitud y filosofía que está ejerciendo la actual alcaldía de nuestro pueblo. Así lo pone en evidencia la opinión personal de fuerzas vivas del partido y de muchas personas de entidad consultadas al efecto.
Aún conscientes de la problemática económica que soportamos, desde el Ayuntamiento no se está en contacto con los vecinos, con su difícil día a día, con las carencias de la calle. La transparencia brilla por su ausencia, continuismo en los defectos del pasado, e inercia en los malos usos y prácticas de la entidad pública.
Todas las proclamas que hizo el PP en su Programa Electoral han caído en saco roto, se le ha dado la espalda y practicado una dirección administrativa de la entidad pública, carente de proximidad social, que radica en la tecnocracia, el ocultismo y cierta prepotencia, mal discurso y formas.
Se ha subestimado, desautorizado y evitado la aportación de los ciudadanos, de los miembros del partido, del equipo que hizo posible un cambio histórico en El Bosque. Y lo peor es que la historia nos juzgará como aquellos que no estuvieron a la altura de las circunstancias y evitaron dar la cara ante la realidad.
Son evidentes los desencuentros entre concejales y Alcaldía, son varios los anuncios de renuncia de cargos, sin que la principal autoridad ceda en su visión unitaria. El partido, en todo esto, ha estado en el anonimato, se ha perdido la conexión y no ha sido consultado o aprovechado para aportar todo lo que su caudal puede dar de sí.
El Bosque se ha instalado, con la actitud de la Alcaldía, en el inmovilismo, la tecnocracia, la falta de asesoramiento desinteresado. Un pueblo como el nuestro, no puede permitirse ese lujo y los dos próximos años, finales de legislatura, no pueden estar presididos por esta forma de ejercer el gobierno municipal.
No puede ser que el partido quiera ir por un camino y la alcaldía por otro y que, además, la imagen siga cayendo en picado. No puede decirse que, después de casi dos años, la alcaldesa no milita en el PP y que el partido, al final, sea culpable de una mala actuación que afectaría a todos los miembros del partido.
No es el interés de ganar unas próximas elecciones, que también, es no pasar como irresponsables, desunidos, poco valientes y faltos de compromiso ante la historia.
Se ha intentado mantener la esperanza, la búsqueda de encuentro y resulta imposible.
Hay soluciones para esta situación, dolorosas, pero maduras y coherentes. Primero, el reconocimiento de los fallos, después solucionarlo y, siempre, siempre, someterse a la disciplina de partido que, durante un año, no ha sido informado de los conflictos.
Ha llegado el momento de la verdad, de la defensa del prestigio y la dignidad. O se toman decisiones, o la estampida es general. El partido quedará roto en El Bosque, descompuesto, con su peor sombra tras de si. Como bosqueños y como personas que confían en lo que un día nos llevó a cambiar el rumbo del pueblo, no podemos permitirlo. No se trata de buscar dinero o decir no por sistema, sino de incorporar a todos los activos humanos y económicos en ese compromiso. Lo contrario de lo que hasta ahora se ha hecho”.

Los comentarios están cerrados.