Síganos en Facebook
Publicidad
Seguridad en la Sierra
Seguridad por radio en la montaña.
Publicado en Sierra, Villaluenga del Rosario

El Ayuntamiento de Villaluenga aprueba una reducción del IBI, que pasa de 0,64 a 0,57

El Pleno del Ayuntamiento de Villaluenga del Rosario aprobó el 24 de junio de 2013 una reducción del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de siete centésimas de punto. Este descenso supone pasar de 0,64 a 0,57 y será de aplicación para el ejercicio 2014. Ya en este año, los vecinos y vecinas de Villaluenga están disfrutando de una reducción del IBI de seis centésimas de punto acordada por el Consistorio en 2012.

En un comunicado difundido el 25 de junio de 2013, el Ayuntamiento expresó: “El alcalde de Villaluenga del Rosario, Alfonso Moscoso, ha destacado que “el IBI es la única herramienta en manos de los ayuntamientos para reducir la importante carga fiscal a la que se está sometiendo a la ciudadanía, máxime en unos momentos de especial dificultad económica para las familias”.
“Los ayuntamientos tenemos que poner de nuestra parte para aligerar el peso de esa carga fiscal en virtud de la cual las familias se están viendo obligadas a pagar más y más impuestos. Por eso, hemos decidido ahondar en una medida que no solo consideramos de justicia sino que es prácticamente obligada desde el punto de vista social y moral, cuando muchos de nuestros vecinos y vecinas están padeciendo un importante castigo de mano de la crisis”, ha dicho.
El regidor ha destacado que “este nueva reducción del IBI supone un ejercicio de solidaridad con la ciudadanía, que obligará al Ayuntamiento a hacer un esfuerzo adicional en términos de eficiencia para, prescindiendo de ese volumen de ingresos, mantener los compromisos de cumplimiento del Plan de Ajuste y asegurar una liquidez de la tesorería local suficiente para poder afrontar las inversiones que se vienen acometiendo en la localidad”.
“En el Ayuntamiento de Villaluenga del Rosario tenemos muy claro que garantizar la liquidez de las familias, de manera que puedan asumir sus necesidades más básicas, es mucho más importante que hacer lo propio con la liquidez de las arcas municipales”, ha señalado Alfonso Moscoso, quien ha señalado que la aprobación de esta rebaja fiscal ha sido posible “gracias al importante grado de saneamiento económico del que disfrutan las cuentas municipales, que ha permitido ahora tomar una decisión con un indudable efecto social”.
Finalmente, el alcalde ha concluido diciendo que “con esa concepción, esta nueva rebaja del IBI es casi una obligación en estos momentos de dificultad económica para las economías domésticas, aunque ello conlleve un nuevo ejercicio de austeridad para el Consistorio. Un ejercicio de austeridad que, dicho sea de paso, garantizará en todo momento la calidad en la prestación de sus servicios y el cumplimiento de las inversiones que vengan a mejorar el bienestar y la calidad de vida”, añadió”.

Los comentarios están cerrados.