Síganos en Facebook
Publicidad
Seguridad en la Sierra
Seguridad por radio en la montaña.
Publicado en Benamahoma, Sierra, Turismo

Las fiestas de moros y cristianos de Benamahoma, del 3 al 6 de agosto

Participantes en la presentación.

Participantes en la presentación.

Del 3 al 6 de agosto de 2018 se celebran en Benamahoma las tradicionales fiestas de Moros y Cristianos, cuyos promotores aspiran a que sean declaradas Fiestas de Interés Turístico de Andalucía. Estos festejos continen un ritual en honor de su patrón, San Antonio de Padua, el de la azucena. Lo que distingue a estas luchas entre ambos bandos es “la pelea del cuerpo a cuerpo y los improvisados parlamentos entre los capitanes de los moros y los cristianos”. También diferencia esta fiesta de Benamahoma el haber trasladado la onomástica del patrón, que se conmemora en junio, al mes de agosto, tras un acuerdo con la vecina localidad de El Bosque, que comparte santo. La presentación de los festejos se ha desarrollado en el Palacio Provincial. Presentación a cargo de la diputada Elena Amaya, quien ha destacado que esta pedanía de Grazalema es “el único lugar en la Andalucía Occidental donde se celebra la reconquista con esta fiesta”. En España son 127 los pueblos que celebran estas fiestas. A la diputada le han acompañado en la presentación el alcalde de Grazalema, Carlos Javier García, y el de Benamahoma, Manuel Tovar.

En un comunicado, la Diputación informó: “El viernes 3 de agosto, a las 23:30 horas, Rosalía Barquero Moriel dará el pregón, previo a la coronación de las reinas mora y cristiana. Antes de esta ceremonia se celebrará el desfile de los bandos de moros y cristianos. Unos cien vecinos participan en la marcha. La fiesta se extenderá hasta el lunes 6 de agosto. Pólvora, luchas, parlamentos, suelta de vaquillas, bailes, actuaciones y sin olvidar el receso para alimentarse con los productos de la Sierra de Cádiz. Garantizada la diversión para propios y visitantes. Manuel Tovar ha ofrecido en la presentación los detalles de la programación.

Todos los huerteros saben que la tradición marca que los moros parten siempre con ventaja, pero la victoria final  está reservada para los cristianos, que acaban por rescatar la imagen de San Antonio de Padua, en poder del bando moro. Entretanto, las luchas se sucederán durante el recorrido de la procesión del patrón desde la pequeña ermita en el centro del pueblo hasta el nacimiento del río, por la calle Real de Benamahoma”.

Los comentarios están cerrados.