La edad no es excusa
Editorial Tréveris pone en marcha ATENEO Formación con una oferta formativa dirigida a mayores y jóvenes que desean afrontar y superar nuevos retos:
  • Curso de refuerzo (enseñanza media)
  • Cursos de acceso a Universidad para mayores de 25 y 45 años
Síganos en Facebook
Publicidad
Seguridad en la Sierra
Seguridad por radio en la montaña.
Publicado en Puerto Serrano, Sierra

El alcalde de Puerto Serrano da por terminado su encierro de 11 días, tras las promesas de la Junta y la Diputación de ayudar a esta población

El alcalde de Puerto Serrano, abrazado tras el encierro.

El alcalde de Puerto Serrano, abrazado tras el encierro.

El alcalde de Puerto Serrano, Francisco Javier Galvín, ha levantado en la mañana del sábado 20 de diciembre de 2014 el encierro que ha mantenido con concejales, trabajadores y algunos vecinos después de once días de reclusión voluntaria en el Ayuntamiento para exigir una solución urgente a la grave crisis económica y social que padece esta población. Las dependencias municipales sólo las ha abandonado de forma muy puntual para acudir a dos reuniones (con José Loaiza, presidente de la Diputación de Cádiz, y con Diego Valderas, vicepresidente de la Junta de Andalucía).  Galvín había convocado a representantes de los trabajadores y vecinos que han participado “en esta lucha” a las once de la mañana para explicarles los compromisos obtenidos por parte de la Diputación de Cádiz y de la Vicepresidencia de la Junta, a cargo de Diego Valderas, de manera que “fueran ellos los que decidieran si había o no motivos suficientes para romper el encierro”.  Tras esa reunión, donde se valoró “positivamente” las alternativas puestas sobre la mesa para “obtener liquidez inmediata y también una viabilidad económica sostenida a medio y largo plazo”, el alcalde anunció la finalización del encierro.

En un comunicado difundido el 20 de diciembre de 2014, el Ayuntamiento de Puerto Serrano expresó: “Las primeras palabras de Galvín fueron para “los trabajadores del Ayuntamiento de Puerto Serrano, por su compromiso, actitud ejemplar y apoyo en esta lucha cuyo principal objetivo era aliviar de la mejor manera posible la situación de 150 familias”. “Me alegro de que hayamos sabido estar codo con codo, apoyándonos los unos a los otros, equipo de Gobierno y sindicatos, neutralizando la acción de los que sólo querían dividir para sacarle a todo esto descontento y tajada electoral, aunque fuera a costa de que no llegara dinero a las arcas municipales”.

El Alcalde se emocionó al hablar de “las personas que han tenido el coraje de coger un colchón y venirse a dormir aquí, al salón de Pleno, a los despachos, porque sabían que si eso lo hace el Alcalde solo, no hubiera tenido la repercusión que hemos conseguido, y no hubiéramos ejercido la presión necesaria en las administraciones”. También recordó “a los trabajadores que han pasado por aquí, muchísimos, a acompañarnos durante el rato que han podido robarle a sus obligaciones familiares”. Y tuvo unas palabras de agradecimiento a “los representantes sindicales de UGT, Paco García Morales, Antonio Pavón y Juan Antonio Rodríguez, cuya lealtad para con los intereses legítimos de los empleados municipales ha quedado fuera de toda duda” y para Pedro Barrera, secretario provincial del SAT, “que ha dormido aquí durante nada menos que once noches y ha conseguido que un líder del carisma de Diego Cañamero se implicara con la causa”.

Durante la reunión Galvín calificó de “muy productiva” la reunión mantenida ayer (viernes) con el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Diego Valderas, para tratar fundamentalmente la cuestión del retraso en el pago de las nóminas de los trabajadores del Ayuntamiento de Puerto Serrano, que siguen acumulando seis meses de débito.

Galvín explicó que el vicepresidente ha propuesto “un calendario de trabajo común, con iniciativas concretas que permitirán al Ayuntamiento obtener liquidez a corto y medio plazo”, sobre las que “habrá que trabajar intensamente para que también ofrezcan sus frutos a largo”.

El Alcalde no quiso concretar al detalle los términos específicos de la propuesta de las administraciones, “porque son cuestiones delicadas en las que un paso en falso o algún personaje interesado puede interferir”, pero sí subrayó que las gestiones irán dirigidas a “lograr el pago de una cantidad que permita afrontar nóminas en un periodo breve de tiempo y también otras que garanticen que seguirán cobrando de forma regular durante los próximos meses”.

Juan Antonio Rodríguez, de la UGT Sierra de Cádiz, afirmó que el alcalde “ha dado los primeros pasos en el camino que permitirá regularizar el pago de las nóminas, y por eso nosotros hemos estado apoyándolo sin reparos, ya que si no se solventaba la situación no era por falta de voluntad del Equipo de Gobierno, sino por la situación de asfixia del Consistorio”. Por eso, opinó que “los objetivos del encierro se han cumplido por ahora” y afirmó que “eso es suficiente para que tanto el alcalde como todas las personas que lo han estado acompañando en esta lucha regresen a su vida normal”.

Antonio Pavón, secretario provincial de UGT, animó al alcalde “a recuperar la libertad de la que se ha estado privando y a volver junto a su familia, porque él y su pueblo se lo merecen”.

Pedro Barrera, secretario provincial del SAT, también quiso recalcar que el Sindicato Andaluz de Trabajadores consideraba que, “al menos por ahora, los objetivos marcados se han superado de sobra, pero habrá que estar atentos para que se cumplan los compromisos adquiridos, y si no se hacen, volveremos a ayudar al Equipo de Gobierno y a los trabajadores en su lucha, siempre que ellos lo pidan”.

Galvín afirmó que “todas las ideas que hemos barajado tienen muy buen color, son cuantificables y demuestran que Diego Valderas se ha tomado muy en serio la situación de Puerto Serrano, de su Ayuntamiento y de las familias de los trabajadores, lo que consideramos un ejemplo de implicación y de compromiso”.

Galvín también recalcó que “será el propio vicepresidente quien intermedie con el Gobierno Central para que se negocie la liberación de, al menos, una parte de la Participación de los Ingresos del Estado que actualmente tenemos retenida, y que es el principal motivo de asfixia de las arcas municipales”.

El Alcalde también subrayó la buena voluntad y el ejercicio de responsabilidad política que “ha hecho la Diputación de Cádiz, con José Loaíza y José Antonio Liaño a la cabeza, por cuanto también han puesto sobre la mesa alternativas concretas relacionadas su parcela de gestión”.

El alcalde de Puerto Serrano quiso agradecer “la imprescindible labor de intermediación que han realizado Manuel Cárdenas, coordinador provincial de IU, y Pedro Romero, diputado provincial y alcalde de Espera, a la hora de presionar a las administraciones para que entendieran la gravedad de la situación de Puerto Serrano, que es o será pronto la de otros miles de ayuntamientos”. También recordó el apoyo del parlamentario Álvaro García Mancheño.

Finalmente, insistió ante los trabajadores en que “si Diputación y Junta no cumplen los compromisos acordados, no tendré ningún reparo en explicárselo a los trabajadores y volver a la trinchera si hiciera falta”.

El alcalde recordó que el Ayuntamiento “ha sido durante estos años el último sostén de muchas familias que no podían pagar el agua, la luz o que vivían instaladas en la exclusión social, con dificultades incluso para conseguir los productos más básicos”. “Ahora, la situación es más insostenible todavía, porque el Ayuntamiento también vive una asfixia financiera que nos está impidiendo atender a las necesidades más básicas del pueblo, incluyendo, por supuesto, las nóminas de los trabajadores, que tienen todo el derecho a cobrar por el buen trabajo que han realizado”.

Galvín explica que, a pesar de la falta de recursos económicos del Ayuntamiento, “hemos venido sacando adelante los servicios básicos, sin liquidar ninguno de ellos, como la Residencia de Ancianos, y también estamos intentando aguantar sin tener que recurrir al despido de trabajadores, algo que seguimos considerando la última frontera que se puede cruzar, pero el precio que están pagando los propios empleados municipales es altísimo y yo, como alcalde y como vecino, no puedo consentirlo por mas tiempo””.

Los comentarios están cerrados.