La edad no es excusa
Editorial Tréveris pone en marcha ATENEO Formación con una oferta formativa dirigida a mayores y jóvenes que desean afrontar y superar nuevos retos:
  • Curso de refuerzo (enseñanza media)
  • Cursos de acceso a Universidad para mayores de 25 y 45 años
Síganos en Facebook
Publicidad
Seguridad en la Sierra
Seguridad por radio en la montaña.
Publicado en El Bosque, Grazalema, Sierra, Zahara de la Sierra

La Junta da a conocer la importancia del pinsapo como especie mítica y única en el mundo para fomentar su conservación

Pinsapar del parque natural Sierra de Grazalema.

Pinsapar del parque natural Sierra de Grazalema.

El Bosque acogió el 10 de diciembre de 2013 unas jornadas para concienciar a colegios, ayuntamientos y empresas de la labor de divulgar el pinsapar para poder preservarlo. El director general de Gestión del Medio Natural, Javier Madrid, y el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Federico Fernández, inauguraron estas jornadas con el objetivo de dar a conocer la importancia del pinsapo, como una especie única en el mundo y símbolo del Parque Natural Sierra de Grazalema, y promover así su conservación. El pinsapo se distribuye exclusivamente en Andalucía, en manchas dispersas en las provincias de Málaga y Cádiz, razón por la que la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio trabaja en la conservación de esta especie protegida mediante el Plan de Recuperación del Pinsapo.

En un comunicado difundido el 10 de diciembre de 2013, la Consejería de Medio Ambiente expresó: “Durante el encuentro el director general de Gestión del Medio Natural ha destacado que el pinsapo es una de las especies de flora de Andalucía más singulares, hasta el punto de convertirse en un símbolo de los lugares en los que crece, como es el caso del Parque Natural Sierra de Grazalema. Es más, ha señalado, “es un auténtico mito viviente de la historia evolutiva de nuestra tierra, razón por la que la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha puesto en marcha un plan específico de recuperación y conservación que asegure su futuro”. Por su parte, Federico Fernández, ha subrayado que “la gestión pública ha sido determinante para la conservación del pinsapo” en referencia al trabajo realizado por la Junta de Andalucía tras comprar fincas particulares en las que estaba presente esta especie y triplicar su presencia en las mismas.
Las jornadas, bajo el título Paisajes del Pinsapo, se han dirigido al profesorado de los colegios, a los ayuntamientos, empresas y agentes socioeconómicos con la finalidad de que contribuyan a difundir la importancia de esta especie y por ende a su conservación. Los asistentes han recibido una guía del pinsapar con rutas por los diferentes enclaves andaluces en los que se localiza la especie en la que se incluyen además referencias históricas y un detallado análisis de este abeto.
Asimismo, durante las jornadas se ha presentado el libro Los pinsapares en Andalucía. Conservación y sostenibilidad en el siglo XXI. Se trata de una publicación dirigida a divulgar las distintas investigaciones desarrolladas en el pinsapar con el fin de que la sociedad conozca y a apoye la conservación de este ecosistema. Además persigue proporcionar las bases de conocimiento actualizadas destinadas a la gestión y conservación del pinsapar.
Los expertos reunidos en El Bosque han recordado la alarma social que provocaron las muestras de decrepitud observadas en los pinsapares andaluces a mediados de la década de los 90, a raíz de la fuerte sequía que azotó Andalucía en aquellas fechas. Algo que puso de manifiesto el escaso conocimiento que se tenía sobre este ecosistema para poder aplicar medidas adecuadas encaminadas a su conservación. Ello motivó que la Consejería de Medio Ambiente co-menzase a promover distintas investigaciones dedicadas a profundizar en esta especie con el fin de asegurar su persistencia y pusiese en marcha el Plan de Recuperación del Pinsapo que incluye reforesta-ciones, cerramientos, tratamientos fitosanitarios y prevención contra incendios”.

La especie
El pinsapo (Abies pinsapo Boiss.) es la única especie de abeto que se encuentra de forma natural en Andalucía y su distribución, exclusivamente andaluza, es el resultado del aislamiento que ha sufrido desde el último periodo glaciar, que concluyó aproximadamente hace 15.000 años. Las Sierras Occidentales de las Cordilleras Béticas (Serranía de Ronda, Sierra Bermeja y Sierra de Grazalema) presentan unas características ecológicas muy particulares que han permitido la pervivencia de esta especie. Ello ha permitido que actúen como refugios biogeográficos, facilitando el aislamiento genético del pinsapo y su evolución independiente de la de otros abetos circunmediterráneos.
Para eliminar las amenazas que afectan a los pinsapares y poder alcanzar un grado de conservación adecuado, la Junta de Andalucía viene desarrollando acciones dirigidas a la protección de los pinsapares andaluces, de acuerdo con la Directiva 92/43/CEE del Consejo, de 21 de mayo de 1992, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres.

Pinsapares protegidos
La mayor parte de los pinsapares andaluces se encuentran prote-gidos por la Ley 2/89 que aprueba el Inventario de Espacios Naturales de Andalucía, en la que se incluyó el Parque Natural Sierra de Grazalema, declarado además Reserva de la Biosfera por la UNESCO, no sólo por sus valores naturales sino por la convivencia sostenible de las actividades humanas que alberga.
A nivel europeo, los pinsapares también están considerados hábitat prioritarios por la Directiva europea de hábitats, por lo que la legislación nacional ha establecido medidas para garantizar su conservación. Además, por su singularidad y escasez, el pinsapo es una de las especies protegidas por la Catálogo Andaluz de Especies de Flora Silvestre Amenazadas”.

Los comentarios están cerrados.