SierradeCadiz.com. El portal de la Sierra de Cádiz en internet

Unas 400 personas acudieron a la convocatoria de Izquierda Unida y el Sindicato Andaluz de Trabajadores y se concentraron el 27 de febrero de 2012 a las puertas del Ayuntamiento de Puerto Serrano, con el alcalde, Pedro Ruiz, a la cabeza, para protestar contra la crisis. Tras esta concentración, en la que intervinieron el propio Pedro Ruiz, Diego Cañamero (secretario general del SAT) y Miguel Ángel Galvín, coordinador local de IU, la protesta se trasladó a las puertas de las cuatro entidades bancarias de la localidad (Cajasol, Banco Popular, La Caixa y Caja Rural) en señal de repulsa por “los abusos del sector” que, según los convocantes, “entre otras circunstancias, nos han abocado a esta crisis”. Ruiz señaló que “la Sierra de Cádiz es, sin duda, una de las comarcas que más está padeciendo la plaga del paro de toda España, porque su población se dedicaba a la construcción en la costa y a la agricultura: el primer sector se ha roto, y los precios del segundo hacen muy difícil una mínima rentabilidad en el segundo más allá de la economía de subsistencia. El número de desempleados crece, la tensión crece, no hay expectativas, y las políticas que han llevado a cabo PSOE y ahora PP no hacen más que continuar asfixiando a los trabajadores. Si esto sigue así, la Sierra está abocada al conflicto social”.

Cabecera de la manifestación.
Cabecera de la manifestación.

Entre las reivindicaciones concretas que hizo Ruiz destacan “la postergación del pago de las hipotecas para las familias más desfavorecidas, la eliminación puntual de las 35 peonadas para poder cobrar el subsidio agrario, ya que no hay trabajo en el campo, y la puesta en marcha de planes específicos de empleo en las comarcas más desfavorecidas que permitan que los trabajadores se ‘reciclen’ en sectores más productivos, como el turismo”.
Diego Cañamero, por su parte, definió la Reforma Laboral del PP como “un atentado contra los derechos que los trabajadores han adquirido durante décadas, pagándolo incluso a veces con la cárcel”. Además, Cañamero se mostró convencido de que tales políticas “no sólo no van a parar la sangría de parados, sino que facilita aún más las cosas para que los empresarios se decidan a despedir más todavía. La repercusión positiva en la economía va a ser ninguna”, insistió Cañamero.
La concentración frente a los bancos, que tuvo lugar hasta las 2 de la tarde, transcurrió sin incidentes. A su término, la asamblea decidió una nueva reunión para fijar un nuevo calendario de actuaciones.

Concentración a las puertas del Ayuntamiento.
Concentración a las puertas del Ayuntamiento.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad