SierradeCadiz.com. El portal de la Sierra de Cádiz en internet

Texto y fotos: Antonio Morales Benítez

Cuando cada 3 de febrero sale la procesión de San Blas de la ermita del mismo nombre en Benaocaz los asistentes se quedan atónitos. No esperan que el cortejo procesional sea recibido bajo los acordes de “Bailando”, ni mucho menos que el copatrón de esta localidad serrana sea balanceado al ritmo de la conocida canción de Alaska. No importa las veces que se haya acudido, esta antigua manifestación religiosa siempre sorprende a propios y extraños. La tradición dice que San Blas, aparte de médico y obispo, fue un santo bueno y manso, además de curar las afecciones de garganta. Por ello desde hace muchos años los benaocaceños han honrado a su copatrón colgándole chorizos y morcillas, y hoy en día acompañándole masivamente durante su recorrido por las calles con coplas y ritmos alegres. Los fieles se contagian y no se resisten a participar en la fiesta. En todo el trayecto, a ritmo del Chocolatero, San Blas no se olvida de visitar a los más necesitados de sus favores, por lo que suele cambiar en función de los enfermos que tiene que visitar. La cita de este año, al coincidir la festividad en domingo, tuvo más afluencia que nunca. A San Blas pedimos salud para la garganta y algunas dosis de optimismo que buena falta nos hace a todos en estos momentos.

El procesional es recibido bajo los acordes de "Bailando".
El cortejo procesional es recibido bajo los acordes de “Bailando”.

El copatrón, balanceado al ritmo de conocidas canciones.
El copatrón, balanceado al ritmo de conocidas canciones.
La tradición dice que San Blas, aparte de médico y obispo, fue un santo bueno y manso.
La tradición dice que San Blas, aparte de médico y obispo, fue un santo bueno y manso.
Desde hace muchos años los benaocaceños honraban a su copatrón colgándole chorizos y morcillas.
Desde hace muchos años los benaocaceños honraban a su copatrón colgándole chorizos y morcillas.

 

Hoy en día San Blas es acompañado masivamente durante su recorrido por las calles con coplas y ritmos alegres.
Hoy en día San Blas es acompañado masivamente durante su recorrido por las calles con coplas y ritmos alegres.

 

Los fieles se contagian y no se resisten a participar en la fiesta.
Los fieles se contagian y no se resisten a participar en la fiesta.
Fervor alegre por San Blas.
Fervor alegre por San Blas.
Cada 3 de febrero, cita con San Blas.
Cada 3 de febrero, cita con San Blas.

 

 

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad