Síganos en Facebook
Publicidad
Molino de aceiteMolino de aceite


Turismo cultural
Turismo cultural

Seguridad en la Sierra
Seguridad por radio en la montaña.

Un área de reserva

Paseo por el pinsapar de Grazalema

Paseo por el pinsapar de Grazalema (Foto: JUANDE)

La joya del Parque Natural de la Sierra de Grazalema es el área de reserva, que ocupa unas 3.000 de las 52.000 hectáreas que comprende el conjunto de la zona protegida.
En el área de reserva se extreman las medidas de conservación del entorno dado el alto valor natural del entorno. En concreto, se trata del territorio donde florece con mayor abundancia la especie vegetal endémica emblemática del Parque, el pinsapo, y donde tiene su hábitat una de las mayores colonias de buitres leonados de Europa.
El acceso a esta zona de especial protección se reserva, en general, a científicos y educadores y escolares. También se permiten aquí las actividades turísticas y recreativas pero siempre bajo estrictos controles.
Son cuatro los senderos que conducen al área de reserva: los de El torreón, Garganta Verde, Pinsapar y Llano del Revés. Por los dos primeros puede acceder un máximo de 30 personas diarias, mientras que a través de los dos últimos se permite el paso a 60 personas al día, siempre previo permiso oficial que se concede en el Centro de Visitantes ubicado en el municipio de El Bosque.
Hay períodos, además, en que los visitantes autorizados están obligados a hacer su recorrido acompañados de guías oficiales: de enero a junio en la Garganta Verde (para evitar las molestias a los buitres en su época de nidificación y cría) y de junio a otoño en El Torreón, Pinsapar y Llano del Revés (para evitar los peligros de incendios).

El pinsapar en invierno

El pinsapar en invierno (Foto: JUANDE)

(Visto 1.317 veces)