Síganos en Facebook
Publicidad
Molino de aceiteMolino de aceite


Turismo cultural
Turismo cultural

Seguridad en la Sierra
Seguridad por radio en la montaña.

Un espacio protegido para uso público

Alrededores de Montejaque en invierno

Alrededores de Montejaque en invierno

La utilización de la infraestructura y la práctica de actividades están reguladas en la normativa del Parque Natural

Uno de los espacios protegidos de mayor valor ecológico de Andalucía es el Parque Natural Sierra de Grazalema, declarado en 1977 Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Para su disfrute, existe un plan de uso público, en el que se recogen los servicios que se prestan al visitante y las actividades que éste puede desarrollar en este entorno sobre la base del principio del respeto al medio natural.
Con esta finalidad, el Parque cuenta con una infraestructura con la que oficialmente se pretende compatibilizar la conservación de la naturaleza con las actividades recreativas y turísticas. Entre esas actividades reguladas en este espacio figuran los recorridos por diversas rutas señalizadas. El itinerario más llamativo es el del área de reserva, y para recorrerlo es preciso solicitar autorización en el Centro de Visitante de El Bosque.
El plan de uso público también regula el acceso a los elementos arqueológicos de la zona, como la cueva de la Pileta, que recoge una de las muestras más destacadas de pintura prehistórica del país, las construcciones megalíticas de Alberite, en Villamartín, o La Giganta, cerca de El Gastor; las ciudades romanas de Ocuri, en Ubrique, e Iptuci, en Prado del Rey, y los castillos y fortalezas de la frontera entre musulmanes y cristianos, como el recinto medieval de Zahara de la Sierra.
Asimismo el Parque ofrece la posibilidad de conocer instalaciones relacionadas con actividades tradicionales de los habitantes de la zona que se han perdido o son ya muy poco practicadas, como los molinos, telares de mantas e Grazalema o las salinas de Hortales.
Actividades de carácter recreativo reguladas en el plan de uso del Parque son las del senderismo, escalada, rutas a caballo o bicicleta, espeleología, piragüismo, parapente, etc. Para grupos escolares son idóneas las dos Aulas de la Naturaleza con que cuenta el Parque.
Museos y centros de visita que ayudan a comprender la forma de vida tradicional en esta zona y su riqueza natural son el Museo del Agua de Benamahoma, el Ecomuseo histórico de Benaocaz, el Jardín Botánico “El Castillejo” de El Bosque y los centros de visitantes d El Bosque, Zahara de la Sierra y Cortes de la Frontera (este último, en la provincia de Málaga).

(Visto 1.195 veces)