Síganos en Facebook
Publicidad
Molino de aceiteMolino de aceite


Turismo cultural
Turismo cultural

Seguridad en la Sierra
Seguridad por radio en la montaña.

Un microclima especial

El árbol característico, el pinsapo, es un fósil viviente de la Era Terciaria

El Parque Natural de la Sierra de Grazalema, de una superficie de 51.695 hectáreas, está situado al nordeste de la provincia de Cádiz y el noroeste de la de Málaga. Esta zona está a una altitud sobre el nivel del mar que varía entre los 250 y los 1.654 metros. Constituye el macizo más occidental de la cordillera Penibética. Su microclima especial explica que este Parque alcance la media pluviométrica más alta de España. Además, en su interior se desarrolla una rara especie de abeto, el pinsapo, que crece por encima de los mil metros de altitud. Se trata de un fósil viviente, una reliquia de los bosques existentes en la Era Terciaria.

Pinsapar de Grazalema

Pinsapar de Grazalema (Foto JUANDE)

La vegetación dominante es la mediterránea, con alcornoques, encinas, quejigos y bosques de ribera. Mamíferos como la cabra montés, el ciervo y el corzo, depredadores como el meloncillo, la nutria común, el zorro y la jineta, y rapaces como el buitre común, el alimoche, el águila pescadora y el águila real son los animales más abundantes de su fauna. Entre sus parajes más atractivos destacan los siguientes:

  • La Gargante Verde, con paredes totalmente verticales que se estrechan hasta llegar a la Ermita de la Gargante, poblada de formaciones milenarias de sugestivas formas coloreadas. Su cauce cae en cascada a varios metros de altura.
  • El Puerto de los Acebuches, desde el que se divisa una espléndida panorámica.
  • El Pinsapar, bosque reliquia de la especie terciaria del pinsapo, auténtica “joya” del Parque por su belleza y su carácter inédito (perduración de la época de las glaciaciones) y escaso (este bosque es de los pocos que se conservan en toda la Tierra).

El Parque Natural de la sierra de Grazalema destaca también por sus cuevas y simas, donde se practica la espeleología. Cabe mencionar las simas de Villaluenga y la del Cabo de Ronda y las cuevas del Hundidero (cerca de Montejaque) -verdadero complejo subterráneo que da entrada al río Gaduares que discurre varios kilómetros bajo tierra hasta desembocar en el río Guadiaro a través de otra famosa cueva, la del Gato-, la menconada Cueva del Gato y la Cueva de la Pileta (en el término de Benaoján), en cuya Sala del Castillo se conserva un grupo estalagmítico elevado y cuyo Salón del Lago es uno de los mayores acuíferos de toda la cavidad.

Salto del Cabrero

Salto del Cabrero (Foto JUANDE)

En el Parque también se practica la escalada (sobre todo en la Aguja de las Palomas, el Peón Grande, el Salto del Cabrero y el Peñón del Gastor), el montañismo (en el Torreón, el Reloj y la Silla, entre otros puntos), el descenso de cañones (como el cañón de la Ermita y el de las Buitreras), el senderismo -apartado en el que destaca la recién abierta gran ruta 7 (GR7)-, ala delta, parapente, “mountain-bike”, pesca, caza y actividad náuticas.
El Parque Natural de la Sierra de Grazalema se extiende por trece términos municipales, de los que ocho son de la provincia de Cádiz (Benaocaz, El Bosque, Grazalema con su pedanía Benamahoma, Ubrique, Villaluenga, El Gastor, Prado del Rey y Zahara de la Sierra) y cinco de la de Málaga (Benaoján, Cortes de la Frontera, Jimera de Líbar, Montejaque y Ronda).

(Visto 1.615 veces)