Hemeroteca 2001-2011
Hemeroteca desde 2001 hasta 2011
Síganos en Facebook
Publicidad
Publicado en Alcalá del Valle, Arcos de la Frontera, Espera, Olvera, Puerto Serrano, Sierra

La Diputación, con los votos del PP, reprueba el apoyo del alcalde de Espera a la movilización del SAT, y los alcaldes de IU respaldan a Romero

El pleno de la Diputación provincial, con los votos del PP, condenó el 19 de septiembre de 2012 lo que calificó de “asaltos y ocupaciones que desde el mes de agosto se han venido produciendo en Andalucía por parte del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT)” y reprobó al portavoz de Izquierda Unida, Pedro Romero (alcalde de Espera), por su “participación en incidentes en un supermercado de Arcos”. Además, el grupo Izquierda Unida vio rechazadas sus tres propuestas de este pleno, contrarias a la subida del IVA y las políticas de recortes de gasto del Gobierno central y a favor el pago de retrasos en inversiones sin realizar en Andalucía. En respuesta a la propuesta de reprobación de Pedro Romero que llevaba el grupo popular al pleno, los alcaldes de Izquierda Unida hicieron “piña” en el pleno de Diputación y dejaron clara constancia del “apoyo incondicional” de esta formación política a la “legítima lucha del diputado provincial de IU y alcalde de Espera, Pedro Romero, en beneficio único y exclusivo de quienes peor lo están pasando en la Sierra de Cádiz y en el resto de la provincia”. En el Pleno en el que el PP reprobó en solitario a Romero por su intervención en las movilizaciones que el SAT llevó a cabo en la Sierra de Cádiz, el diputado de IU recibió el apoyo de todas las alcaldías de IU –Castellar, Medina Sidonia, Conil, Trebujena, Puerto Serrano, Alcalá del Valle, Olvera y de la propia Espera-, así como del coordinador provincial de IU, Manuel Cárdenas, y la parlamentaria andaluza por Cádiz, Inmaculada Nieto.

Alcaldes y representantes municipales de IU de la provincia arropan a Pedro Romero en el pleno de la Diputación.

Alcaldes y representantes municipales de IU de la provincia arropan a Pedro Romero en el pleno de la Diputación.

Para Izquierda Unida, la moción fue “una prueba más de lo que representa realmente el Partido Popular, del verdadero ADN que llevan dentro”, además de un claro intento de “criminalizar a un compañero que defiende los intereses de los que menos tienen y por eso obtiene el respaldo de sus votantes” y por otro lado, de “intentar tapar con esta maniobra pública de inculpación lo que de verdad importa, que es la realidad de los cientos de familias que pasan verdaderas necesidades mientras el Partido Popular consiente que se den millones a los bancos o se amnistíe a los defraudadores”. Romero aseguró que actuaciones como estas “no nos van a callar” y se mostró orgulloso de su actuación, “sobre todo viniendo de quien viene la moción de reprobación”.
Por su parte, el alcalde de Olvera, Fernando Fernández, que no pudo asistir al Pleno al encontrarse en horario laboral tras haber renunciado a su dedicación exclusiva en el Ayuntamiento, ha querido expresar hoy públicamente su “censura sin paliativos a que algunos integrantes del Grupo Popular estén más preocupados en reprobaciones a diputados de IU que en su labor de responsabilidad de Gobierno en la Diputación provincial”. Para el regidor olvereño la reprobación de Romero, indica una clara “falta de argumentos políticos y la incapacidad de interpretar un gesto simbólico que ha sido una llamada de solidaridad hacia los miles de vecinos que en la Sierra de Cádiz lo están pasando mal”. A juicio de Fernández, actuaciones como estas pueden generar “un efecto llamada a más movilizaciones en la provincia”.
El diputado provincial, Pedro Romero, mostró su agradecimiento por los apoyos recibidos y aseguró que “si les duele tanto lo que hacemos es que vamos por el buen camino”.

Planes económicos
El coordinador provincial de Izquierda Unida, Manuel Cárdenas y el diputado provincial, Pedro Romero, han criticado duramente la política de “cortinas de humo” que desarrolla el Gobierno del Partido Popular en la Diputación Provincial de Cádiz con la aprobación de planes económicos que no cuentan con la financiación necesarias o haciendo promesas que nunca se materializan.
El último de los capítulos ha sido el fondo extraordinario financiero de ayuda a ayuntamientos aprobado ayer por la Diputación Provincial, que contó con el voto a favor de IU, aunque no sin antes lamentar el procedimiento de la vía de urgencia empleado por el Partido Popular para llevar el asunto a Pleno, “sin pasar por junta de portavoces un asunto de la trascendencia de este y sin que se nos haya consultado siquiera a los ayuntamientos”, expresaba el diputado provincial Pedro Romero. Tanto Romero como Cárdenas consideraron la cuantía del plan “insuficiente” y criticaron la dotación de 8,5 millones de euros al plan “cuando únicamente disponen en Tesorería de 2,5 millones de euros, eso es un auténtico engaño a los ciudadanos de esta provincia”, señaló el coordinador provincial a respecto. Según Cárdenas, contar para este plan con el dinero que debe a la provincia la Junta de Andalucía “nos sitúa en el papel de poder decir que mientras que el Gobierno no nos pague la deuda de mil millones que tiene con Andalucía no podemos afrontar ese pago, y no creemos que ese sea el debate que deba abrir la Diputación de Cádiz”.
De cualquier modo, IU ha aplaudido la “marcha atrás” dada por el Partido Popular al incluir en el plan a los municipios de menos de 25.000 habitantes, “cuando en un principios solo habló de cuatro o cinco ayuntamientos de la provincia y esto ha sido porque esta propuesta no se sostenía en pie y porque iba a provocar una rebelión interna entre los propios alcaldes del PP en un momento precongresual para el partido, por lo que no nos extrañaría la intervención de Sanz en este cambio de postura”.
Los dirigentes de Izquierda Unida consideran que tras 14 meses, el Gobierno de la Diputación “ha brillado por su ausencia”. A juicio de Cárdenas, el presidente, José Loaiza, se ha dedicado a “echar balones fuera, echando la culpa de todos los males a otras administraciones” y por otro lado, a “restringir programas de empleo, porque desde Izquierda Unida nos negamos a considerar el Plan Peces como un programa de empleo por lo insignificante”. Para el coordinador, el Gobierno popular está abandonando los objetivos para los que está constituida la Diputación, “mientras se dedica a firmar convenios con grandes ayuntamientos como el de Cádiz o San Fernando”.
Por su parte, el diputado provincial, Pedro Romero, lamenta que tras todo este tiempo, el presidente de la Diputación, del que dijo que solo trabaja para la provincia “a tiempo parcial”, no ha tenido tiempo de sentarse con los alcaldes de los pequeños municipios de la provincia, cuando “lo primero que hizo al llegar al gobierno fue sentarse con los alcaldes de Cádiz, Jerez y Algeciras”. Romero afirma que el PP en la Diputación se dedica a escenificar una “confrontación continua con la Junta de Andalucía, no hay debate y la única realidad es que los ayuntamientos, a día de hoy, no han cobrado lo que tienen que cobrar”, por lo que pidió que “se dejen de tanta confrontación”. Romero indicó que “frente a tanto humo, lo que sí es cierto es la liquidación del instituto de fomento del deporte y la práctica inexistencia del programa cultural y mientras tanto, firma un importante convenio consigo mismo, con el Ayuntamiento de San Fernando, para actuaciones en el castillo de San Romualdo”, lamentó. El diputado criticó igualmente que el plan de ajuste aprobado por el Gobierno provincial haya recaído principalmente sobre la plantilla y no se hayan buscado otras alternativas.

Los comentarios están cerrados.